La depresión: una oportunidad para aprender

La mitad de la población adulta occidental vivirá, en algún momento de su vida, una depresión. Según la OMS, se trata de un trastorno frecuente que afecta actualmente a más de 300 millones de personas.

Os invito a ver el siguiente vídeo sobre la depresión. ¡Porque no aprender de lo que nos pasa, no es una opción!

La depresión está considerada como la gran epidemia del siglo XXI. A pesar de ser un trastorno fácilmente diagnosticable, aún hay muchos estigmas en torno a ella que imposibilitan su correcto tratamiento.

Existen dos tipos de depresión según sea su origen: una que contiene un desencadenante biológico; y, otra, por causas psicológicas. Afortunadamente, son pocas las personas que pertenecen al primer grupo. Esto significa que, el resto, podemos emprender acciones psicológicas que nos ayuden a paliar esta enfermedad.

En primer lugar, es fundamental no negar lo que nos ocurre. Negar implica no ofrecer al cuerpo la ayuda que está pidiendo. En segundo lugar, no culpar ni autoculparse. Nadie tiene la culpa de aquello que estamos viviendo, simplemente, nos faltan las herramientas para aprender a manejar los conflictos vitales.

Os animo a ver el siguiente vídeo, dónde abordaremos algunas técnicas que nos pueden ser de utilidad, así como las oportunidades que se desprenden de la depresión. ¡Abordémosla y vivámosla con la intención de aprender!