Reflexiones online IV: el dolor es amor retenido

El dolor es amor retenido. Las emociones dolorosas nos hablan de amor retenido: tristeza, dolor, ira, impotencia…¿Qué nos cuentan? ¿Qué dicen de nosotr@s? ¿Cómo usarlas?

Os animo a ver el siguiente vídeo para descubrirlo y comprender cómo las emociones nos hablan de nuestros propios límites y cómo usarlas para crecer.

Etimológicamente, la palabra emoción proviene del latín y significa “ex movere”, “mover hacia fuera”. Literalmente, algo sucede en nuestro interior, un movimiento, que necesita expandirse y liberarse hacia el exterior. Este impulso es lo que nos mantiene vivos, ya que todo lo que se mueve denota la existencia de vida.

Los sentimientos son una manifestación de lo que ocurre en nuestro interior. En sí mismas, estas no son buenas o malas, positivas o negativas, sino que somos nosotros quienes les otorgamos su significado.

Lo que sí es innegable es que las emociones son nuestras maestras. Como un río que nunca se detiene y arrasa con todo lo que se encuentra, no podemos pretender paralizar ninguna emoción. En ese caso, lo único que conseguiríamos sería sufrimiento. Por el contrario, debemos aprender a acogerlas y a encarnarnos a su través, pero sin identificarnos. Acogerlas sin negarlas…

Ha llegado el momento de terminar con el victimismo y dejar de tirar balones fuera. Os animo a ver el siguiente vídeo y a descubrir las posibilidades que esconden las emociones bien gestionadas.